La Gestión Humana y La Optimización de Procesos - Sega Consultores
291
post-template-default,single,single-post,postid-291,single-format-standard,bridge-core-2.1.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

La Gestión Humana y La Optimización de Procesos

Para los profesionales de Gestión Humana conocer a ciencia cierta si estamos ejecutando nuestros procesos administrativos de la mejor manera y principalmente, si los trabajadores que están al frente de ellos tienen las competencias requeridas para hacerlos, es determinante para la permanencia de las organizaciones en el mercado. Estamos hablando sencillamente de RENTABILIDAD.

Las perdidas asociadas a unos “procesos patológicos” que no agregan valor son elevados, sobre todo porque muchas empresas no saben que las tienen y las asumen como gastos de personal. Esto, en un mundo altamente competitivo cobra vital importancia.

Lo anteriormente descrito está tipificado como Riesgo Organizacional, que es un subconjunto del Riesgo Operacional y se entiende como la posibilidad de ocurrencia de pérdidas financieras por deficiencias o fallas en los procesos internos, en la tecnología de información, en las personas o por ocurrencia de eventos externos adversos.

Las organizaciones necesitan saber qué hace cada trabajador dentro de su circuito de negocio. Nuestra experiencia nos ha demostrado que existen personas a las que de las 160 horas/mes, solo tienen 70 horas/mes o menos que agregan valor a la empresa y por otro lado existen otras con sobre carga de trabajo. Esto trae a colación el término de que un trabajador agotado no es rentable. Tres o más horas extra diarias en el trabajo aumentan en un 60% el riesgo de infartos, anginas de pecho y otras enfermedades cardiacas, según concluye un estudio cuyos resultados se han publicado en European Heart Journal de la Sociedad Europea de Cardiología.

Es muy frecuente que las organizaciones asocien los planes de Optimización de Procesos a mega proyectos muy complejos y sobre todo sumamente costosos. No obstante, nuestra metodología permite ir abarcando proyectos segmentados por departamentos o circuitos de negocio, trayendo como beneficio que las organizaciones tienen en el muy corto tiempo resultados tangibles,  respaldados por informes, gráficos y manuales de normas y procedimientos.

Todo esto debe estar basado en la Misión, Visión y Valores de cada empresa, de modo que los cambios derivados de la Optimización de Procesos estén cónsonos con el norte de la organización. Los proyectos de Optimización de Procesos deben promover la integración y la concatenación de los procesos y de ninguna manera la creación de “Islas Funcionales”.